Arte rupestre en la Tierra de Arnhem (Austràlia)

  • Sala de exposiciones temporales
    27-07-2022 - 29-01-2023

EXPOSICIÓN TEMPORAL SALA 1
Desde el 27 de julio hasta el 29 de enero de 2023

Esta exposición ofrece al visitante un recorrido por una de las tradiciones artísticas más longevas y continuas de la historia de la humanidad: el arte rupestre de la parte occidental de la Tierra de Arnhem. Con esta muestra se dará a conocer la riqueza y los múltiples niveles de interpretación del arte rupestre de los Aborígenes australianos, así como su relación con la sociedad y con la cultura Aborigen.

La parte occidental de la Tierra de Arnhem conserva una de las tradiciones rupestres pintadas más longevas y continuas de la historia de la humanidad. A través de esta exposición descubriremos su riqueza y complejidad, y su relación con la tradición, el paisaje, la sociedad y la cultura Aborigen.
Esta tradición artística no solo engloba imágenes de gran belleza, sino que constituye una singular pinacoteca al aire libre que alberga un archivo visual extraordinario que recoge la evolución y la historia de estas poblaciones, y los cambios medioambientales de sus territorios. Los Aborígenes definen el arte como una puerta de entrada a la cultura, utilizada durante miles de años para transmitir sus tradiciones y creencias de generación en generación. En contextos seculares o públicos, es un complemento visual para formar a las nuevas generaciones o ilustrar historias a los niños. En contextos sagrados, como en los ritos de iniciación, se utiliza para una enseñanza más formal que solo los iniciados tienen derecho a recibir.
Para las Aborígenes, el arte rupestre es un relato visual del tiempo de la creación, aunque también incluye imágenes cotidianas. Tanto el arte como las creencias y las prácticas socioculturales vinculadas a él (ceremonias, danzas, relatos y canciones) se funden bajo el concepto de Djang, palabra local que se traduce vagamente en inglés como Dreaming (Tiempo de los sueños). El Djang hace referencia a las creencias, valores y sistemas de conocimiento que articulan la vida social de estos grupos, y que unen pasado y presente. Durante el pasado ancestral, las primeras gentes o ancestros creadores, conocidos como Nayuhyunggi, recorrieron el territorio modelando el paisaje y creando vida a su paso. También crearon a la población, así como sus lenguas, leyes y prácticas socioculturales y religiosas. Al finalizar la creación, estos seres no desaparecieron, sino que se mimetizaron con el paisaje bajo la forma de rocas, ríos, árboles o incluso pinturas rupestres. Hoy, esos lugares sagrados mantienen su poder y en ellos perviven los espíritus ancestrales. Los Aborígenes deben proteger y mantener esos lugares a través de ceremonias, canciones, danzas y también del arte rupestre, para conservar sus poderes y garantizar la supervivencia de todos los seres vivos.
Solo a través de la plena comprensión del Djang, que van adquiriendo de forma gradual a lo largo de la vida, se garantiza la supervivencia de los grupos humanos.

CONSULTAD AQUÍ EL PROGRAMA DE ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA ASOCIADO A LA EXPOSICIÓN
NOTA: LA CONFERENCIA DEL 16 DE NOVIEMBRE QUEDA APLAZADA HASTA NUEVA AVISO DE FECHA. Ese día os ofreceremos dos VISITAS COMENTADAS ESPECIALES por la comisaria de la exposición, Inés Domingo, a las 12:00 y a las 18:30 horas. Disculpad las molestias. 

Inés Domingo Sanz
Sally K May
>
Back to top